Le llamaban Bronco - Laura Sanz

martes, 10 de septiembre de 2019


Autor : Laura Sanz

Género : Romance histórico 
Páginas : 470
Editorial : Autopublicado, 2019



Sinopsis : Texas, 1868
Rose Randolph vuelve al rancho familiar tras haber pasado los últimos años en Chicago. Las ilusiones que tenía puestas en su retorno al hogar se ven pronto truncadas al descubrir que su padre la ha hecho regresar para casarla con un desconocido. Su tristeza y desolación se verán mitigadas por la presencia de un atractivo e inaccesible vaquero que trabaja domando mustangs salvajes a las órdenes de su progenitor, por el que se sentirá irremediablemente fascinada. Gabriel Salas, el hombre con nombre de arcángel, al que todos llaman Bronco.
Bronco Salas no lo ha tenido fácil en los últimos tiempos. Trabaja en Las Claritas, uno de los ranchos más prósperos de la zona, mientras espera poder cumplir una promesa que le hizo a su familia, por la que ha empeñado su vida y su futuro. La llegada de la hija mayor de su arrogante patrón le supone un contratiempo con el que no había contado. Aun a sabiendas de que cualquier relación con la señora Randolph está destinada al fracaso, y que permitirse caer en la tentación que esa mujer personifica sería un gran error, no puede evitar sentirse atraído por ella.

Ciertas historias de amor están condenadas a no suceder, otras, aun pareciendo imposibles, están escritas en el destino desde el principio. La de Gabriel Salas y Rose Randolph es una de ellas…

Opinión personal

No soy mucho de romance histórico , pero dentro de este género las novelas que están ambientadas en el lejano oeste me encantan , diría que son mis preferidas. Así que podéis imaginar como he disfrutado, una novela de Laura , que siempre son una maravilla y encima de vaqueros. 

Rose Randolph salió de su casa apenas con dieciocho años para contraer un matrimonio concertado por su padre. Ha estado once años viviendo en soledad y con la culpa de no haber servido para poder dar herederos , pero hace unos meses que su marido ha muerto , y Rose recibe un aviso de su padre para que vuelva a casa. La joven está ilusionada de poder volver a su hogar y convivir con sus hermanos , a los que apenas conoce, pero poco le durará la alegría  pues su progenitor ya tiene unos planes hechos para ella ,  ha concertado otro matrimonio con un vecino que acaba de enviudar.

La joven no quiere volver a pasar por lo mismo , y aludiendo a su luto intenta alargar lo máximo posible el enlace , su vida en el rancho no es lo que esperaba y su desolación solo la calma cuando mira por la ventana de su cuarto y ve a un vaquero que trabaja domando a los caballos , y que los trata con una dulzura que ya quisiera ella para si.

Gabriel Salas , conocido por todos como Bronco , trabaja en Las Claritas temporalmente ,su vida se vio marcada por una tragedia , de la que juró vengarse, así que cuando su hermano Rico le avise partirá para cumplir la promesa que hizo a su familia.
Bronco es un mexicano cuyo tamaño y aspecto duro  no concuerdan con la forma en que trata a los caballos , sin embargo con Rose se muestra despiadado y la trata con mucho desprecio , pues la considera poco menos que una señoritinga fría y estirada.

Bronco rescata a Rose en un par de ocasiones en que se pone en peligro , y para la joven la atracción que siente por él se va convirtiendo en amor , pero tiene un compromiso que no puede eludir , y  sabe que ese amor tan grande que siente no es correspondido , ¿ o tal vez si? 
Laura lo ha vuelto a hacer , que historia tan bonita  y que personajes tan maravillosos.

Rose es un personaje que en ocasiones me ha dado pena , en aquellos tiempos es verdad que las mujeres no tenían voz ni voto , y para su padre no ha sido más que una moneda de cambio , no ha conocido el amor  ni tampoco la felicidad . Su vida ha estado vacía hasta ahora que su corazón palpita cada vez que está junto a Bronco . Me ha gustado de ella , el sentido de la responsabilidad y de sacrificio que tiene , siempre pensando en los demás más que en si misma.

Bronco  ¡Ay Bronco! , tras esa apariencia dura y fría se encuentra un  hombre de gran corazón , la vida ha sido dura en los últimos tiempos y  se encuentra más a gusto entre sus caballos que tratando con otros vaqueros. Imaginarlo acariciar a los animales es una gozada , pero cuando está con la pequeña María hacía que se me cayera la baba. 


Secundarios aparecen bastante y todos tienen importancia en la historia , pero habría que destacar a Angy  y Will, hermanos de padre de Rose , que tampoco están llevando una vida demasiado fácil, sobretodo el pequeño . Y tenemos también a Rico , hermano de Bronco , que  igual que a él la vida no le ha resultado fácil , es un joven divertido , fuerte y ha endurecido muchisimo en dos años, me ha encantado la buena armonía que hay entre los dos hermanos. Y ojalá la autora nos deleite con las historias de ellos.


La prosa de Laura ya la conocía y como siempre es fluida y muy cuidada, se nota que ha trabajado mucho  la ambientación , sobre todo con la jerga mexicana de aquellos tiempos.  Puedo decir que he sido una espectadora de Las Claritas , he  disfrutado de las bellas imágenes de la doma , de la vestimenta y sobre todo he vivido los sentimientos de los personajes, y he tenido el corazón en un puño en varias ocasiones.

Le llamaban Bronco es una preciosa historia de amor ambientada en el lejano oeste , dos personas completamente opuestas que están rotas , pero que la vida les ofrece una segunda oportunidad , aunque para alcanzar la felicidad tendrán que afrontar las adversidades que se les presentan, pero son fuertes y valientes y lucharán contra todo y contra todos para conseguirla.

Mi valoración 4,75/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario